Ten en cuenta estos consejos para tu compra semanal o mensual

supermercado

Ir al supermercado o tienda de tu ciudad es un momento clave para la economía de tu familia. en consecuencia desde milahorro.com queremos brindarte algunos trucos o tips para que tengas en cuenta y lo implementes en tu compra. Para comenzar debemos mencionar la importancia de saber calcular el precio real de lo que estás comprando, para saber si realmente se trata de un producto a buen precio.

Vamos a poner un ejemplo práctico:

  • El precio de la botella es de 3.50€ unidad.
  • Como vamos a pagar 2 unidades: 2 x 3.50€ = 7€.
  • Entonces, el precio real de la botella es: 7€ / 3 = 2.33€ unidad.

En este momento estás en condiciones de comparar 2.33€ frente al precio de otras marcas y valorar si realmente te conviene esta “oferta”.

Fíjate en la fecha de caducidad: Si realmente estamos ante una gran oferta, y es un producto con una fecha de caducidad muy larga, o es un producto que no caduca (Ej.: latas de conservas, productos de limpieza, folios para la impresora, etc.), puedes planificar comprar para una larga temporada, con lo que conseguirás, a medio plazo, ahorrar y, posiblemente (en función de la oferta) mejorar la calidad de lo que consumes.

Evita caer en la trampa y NO compres lo que NO necesitas: Como he comentado antes, los centros comerciales ponen ofertas “gancho” para que acudamos al centro y compremos esa “super-oferta”, junto con otras cosas que no necesitamos. Para evitar esto te recomiendo que lleves una lista escrita de lo que necesitas y que evites al máximo salirte del “plan”.

Ahorrar en carne y pescado: También debes tener en cuenta que, aunque la carne y el pescado son elementos básicos en la cesta de la compra, un consumo excesivo puede perjudicar nuestra salud. Además en la mayoría de los lugares, representan el aumento más importante en materia de precios de la canasta familiar.

Consejo: La técnica de los “paquetitos”: Habitualmente en casa se cocina siempre para un número constante de personas. Es importante saber que entre 100g y 150g de carne por persona, es suficiente. En cuanto llegues a casa, después de haber ido a comprar, toma la carne que ibas a poner en el congelador, y haz mini-paquetes de 100g-150g, si sois 2 en casa, los puedes hacer de 200g-300g, etc. El papel film te irá bien para hacer estos paquetes ya que es barato y rápido de usar. Con esta técnica conseguirás mejorar tu salud y ahorrar mucho más de lo que imaginas (Recuerda que carne y pescado es, por norma general, lo más caro de la “cesta de la compra”).

Guíate por el precio/Kg., nunca por el precio del paquete: El precio/Kg. debe ser el indicador que utilices para valorar el precio de la carne/pescado que estás comprando. Por ejemplo: es muy habitual ver, en los paquetes de pechugas de pollo, como las que vienen cortadas en filetes finos son hasta un 20% más caras que las que vienen enteras.

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Viletti

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios