Los problemas a los que te enfrentas al reclamar una hipoteca multidivisa

Los problemas a los que te enfrentas al reclamar una hipoteca multidivisa 1


Las hipotecas multidivisa son un producto financiero que apareció con fuerza en el mercado español durante la época de la bonanza económica. Una hipoteca multidivisa es, de manera resumida, una hipoteca en la que las cuotas se pagan en una moneda diferente a aquella a la que se recibe el sueldo.

Como ha pasado con otros productos financieros resultantes de la época de bonanza económica, las hipotecas multidivisa han acabado en situaciones bastante perjudiciales para los propios clientes, que no han podido hacer frente a las cuotas que en muchos casos eran abusivas.

Cómo iniciar una reclamación

Según datos que aportan algunos bufetes de abogados, al menos 15.000 clientes que han sufrido impacto económico por contratar hipotecas referenciadas a monedas distintas al euro cuyas reclamaciones pueden tener éxito tras las sentencias de los tribunales de justicia europeo y españoles.

Según determina el Tribunal Supremo, este tipo de hipotecas  dificultan que el cliente se haga una idea cabal de la correlación entre el activo financiado (la vivienda) y el pasivo que la financia, pues a la fluctuación del valor añadido se añade la fluctuación del pasivo contrario. Esto ha animado a muchos bufetes de abogados y consultores a animar a los clientes a iniciar la reclamación de la hipoteca multidivisa para paliar el supuesto daño financiero cometido.

El primer paso para iniciar una reclamación de este tipo pasa por elaborar la demanda a través de un procurador, los servicios jurídicos de bufetes y consultorías legales ayudan a los clientes en este tipo de tareas, que para un particular siempre son tediosas y no siempre hay conocimiento.

Antes de que el proceso llegue a juicio, la demanda pasa por varias instancias, en el juicio es el juez el que dicta sentencia, pero atendiendo a los datos comentados anteriormente, no hay que temer al juicio, ya que es el momento donde los abogados han de defender las reclamaciones de los clientes, y como hemos visto, se calcula que hay 15.000 clientes que pueden tener éxito en sus reclamaciones.

Si el juez dicta sentencia a favor del particular, la entidad financiera podrá recurrir la decisión, la sentencia no será firme hasta que en el peor de los casos, el caso llegue hasta el Tribunal Supremo.

Una vez la sentencia sea ya favorable al cliente, la hipoteca se reconvertirá a Euribor, con los efectos retroactivos: en otras palabras, como si el consumidor bancario hubiera pagado siempre en Euros desde el primer día.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios