Trucos para ahorrar con tu automóvil nuevo

Trucos para ahorrar con tu automóvil nuevo 1


Un automóvil es un producto que se devalúa por momentos, desde el primer instante en el que sale del concesionario, el coche está perdiendo valor, pero por otra parte es uno de los bienes de consumo más necesarios que tenemos en la actualidad.

El automóvil se ha convertido prácticamente en una prolongación más de nuestro cuerpo, para cientos de millones de personas en el mundo es el medio de transporte habitual y lo toman a diario para ir y venir del trabajo, hacer visitas o hacer recados.

En esta ocasión, os vamos a comentar algunos trucos para ahorrar con el automóvil nuevo.

Qué coche elegir

Es la primera pregunta que debemos responder, hay muchos tipos diferentes de coche: coches urbanos, familiares, camionetas, utilitarios, deportivos, etc. Dependiendo del uso que le vayamos a dar al vehículo deberíamos decidir por uno u otro modelo, acertar con el coche a adquirir es una buena forma también de ahorrar.

Por otra parte, el mercado de coches de segunda mano o kilómetro cero no deja de crecer. La venta de autos usados es una magnífica forma de ahorrar una inversión importante.

Ahorrar en la compra del auto

  1. Si no se van a recorrer más de 20.000 kilómetros al año es más aconsejable apostar por un coche de gasolina que por un diesel.
  2. Equipamiento accesorio. Todos los extras que incluyen los autos se traducen en más dinero, todos esos equipamientos, salvo los que estén referidos a la seguridad, pueden obviarse.
  3. Visitar los diferentes concesionarios y los comparadores. No existe un precio fijo de coche, las compañías automovilísticas recomiendan un precio y son los concesionarios los que compiten entre sí eligiendo unos precios u otros. Una herramienta muy adecuada en estos casos son los comparadores de precios en internet.

Ahorrar combustible

El combustible es uno de los gastos fijos de un auto. Es necesario que el depósito esté lleno para poder desplazarnos con ellos, aunque ya muchos conocéis consejos para ahorrar combustible, os lo recordamos.

    1. Conducir con suavidad y evitando acelerones y frenazos constantes. Pisar el acelerador puede cuadruplicar el consumo de combustible.
    2. Utilizar la primera sólo para arrancar. Cambiar a segunda en el momento que sea posible puede reducir el consumo hasta en un 15%.
    3. Circular en marchas largas y a bajas revoluciones. Siempre que sea posible se recomienda circular con marchas largas, de ese modo, se reduce el giro del motor y el consumo. Cuando haya que reducir, aprovechar al máximo el freno motor.
    4. No sobrecargar el peso. Ya sea en el maletero o en el portaequipaje, un exceso de equipaje se traduce en un aumento de consumo de combustible y por tanto en una mayor inversión económica.
    5. Ojo a la calefacción y el aire acondicionado. No hablamos de no accionarlo, sino de hacerlo de manera racional, la temperatura del aire acondicionado en verano no deberá bajar de 22ºC.
    6. Valorar la posibilidad de adquirir un auto híbrido. Si se le va a dar uso al vehículo únicamente por la ciudad, el consumo de un auto híbrido es mucho menor que otro que consuma otro tipo de combustible.
    7. Tarjetas de descuento y bonos de fidelización. Las estaciones de servicio ofrecen vales de descuento, promociones o tarjetas de ahorro para futuras compras tanto en las mismas estaciones de servicio como en comercios asociados.
    8. Os dejamos también este vídeo que os muestra algunos consejos más:

Un mantenimiento adecuado es fundamental

El mantenimiento del auto es quizás la asignatura pendiente para muchos conductores. Nos lo repiten continuamente desde todos los estamentos, pero muchos conductores siguen pensando que es más un gasto que una inversión en seguridad y ahorro.

  1. Presión de los neumáticos. Circular con una presión excesiva o más baja de lo recomendado aumenta el consumo de combustible, pero además aumenta las posibilidades de sufrir accidentes.
  2. Filtros, aceite de motor y lugar donde se reposta es importante. A los autos hay que proveerlos de los mejores productos posibles, al menos que sean de calidad certificada, es cierto que son más caros que otras opciones, pero protegen al vehículo de posibles averías.

Ahorrar con el seguro del coche

  1. Hay que buscar un seguro que sea profesional pero al tiempo con un precio competitivo, por suerte en los últimos años han aparecido en internet muchos comparadores de seguros. Desde casa y con apenas un click podemos consultar diferentes posibilidades, pólizas y coberturas.
  2. Seguros combinados. Es posible ahorrar entre un 20 y un 30% en el seguro del coche si se contratan al tiempo varios seguros, como el seguro de hogar.
  3. Antes de renovar, hay que negociar. Las pólizas de seguros tienen una vigencia de un año, en el momento de renovar hay que proponerle a la compañía nuevas condiciones con la amenaza de dar de baja al contrato y cambiar de compañía.
Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios