Cheesecake: un postre riquísimo y ¡súper económico!

Cheesecake: un postre riquísimo y ¡súper económico! 1

En nuestro sitio te hemos presentado muchísimos platos distintos, para que tú también puedas prepararlos en tu propio hogar y así ahorrar dinero que, en otras ocasiones, gastarías innecesariamente. Por ejemplo, te enseñamos a hacer una torta de ricota, una torta bombón, muffins, budín de pan, un lemon pie, entre miles de otras distintas, que además de ser súper económicas para nuestro bolsillo, ¡son totalmente riquísimas! Pues en la ocasión especial del día de hoy, queremos enseñarte a preparar un riquísimo y económico Cheesecake.

Antes de enseñarte la receta que hoy te queremos presentar, debes saber que existen muchas variantes distintas de este postre, que varían por los agregados personales o los sabores distintivos que les quieran agregar al postre: por ejemplo, se puede hacer un cheesecake de chocolate, de dulce de leche, de frutos rojos, entre muchos otros, pero nosotros te enseñaremos a preparar uno bien clásico, con sabor a limón.

Pues bien; para nuestro clásico cheesecake vas a precisar:

  • Para la masa: 200 o 250 gramos de galletitas dulces de sabor vainilla o limón, y 150 gramos de manteca.
  • Para el relleno: dos potes de queso-crema, 250 centímetros cúbicos de crema de leche, 130 gramos de azúcar, dos claras de huevo, jugo y ralladura de limón, y un sobre de gelatina sin sabor.

La preparación de la masa de este postre es realmente sencilla: sólo tienes que procesar las galletitas dulces hasta que queden en trozos bien pequeños, y agregar a las mismas la manteca; debes mezclar las galletas y la manteca hasta que se integren en una masa especial, que luego colocas en tu molde y lo guardas en el congelador.

La preparación del relleno es un poco más larga, pero es súper sencilla: en primer lugar debes mezclar los dos potes de queso crema con el azúcar y un poco de ralladura de limón; cuando se ha creado una crema uniforme, agregas a continuación la crema de leche, y luego sigues batiendo tu relleno. El siguiente paso consiste en tomar las claras de huevo y batirlas a nieve, y luego agregarlas al relleno, mezclando nuevamente todo junto; aquí debes prestar mucha atención: las claras batidas a nieve debes mezclarlas con el relleno de manera envolvente, para evitar que el relleno mismo se baje. Luego es el momento de agregar a todo este relleno la gelatina sin sabor: agrégala con una taza de mitad agua natural y mitad jugo de limón, y ¡listo el relleno! Sólo debes tomar el molde con la masa y agregar al mismo el relleno que acabas de preparar y ¡al refri hasta que tome la consistencia deseada! Tú puedes agregar a este postre los ingredientes que desee, como por ejemplo frutos al relleno o masa, o bien en vez de utilizar gelatina sin sabor utilizar gelatina con algún sabor específico; por ello es un postre tan especial, porque puede variar en sus ingredientes e igual ser ¡totalmente exquisito!

Te aseguramos que este postre  te encantará, y lo mejor de todo es que es súper fácil de preparar, no te demandará mucho tiempo su preparación, y además de ello es riquísimo y ¡súper económico!

Compartir en Google Plus

Acerca de Gisella Zarza

Estudiante de Cs. de la Comunicación, adeudo tesis. Interesada en las redes sociales, el mundo de la moda y la música. Mejorar la sociedad con el poder de las redes sociales y ofrecer información exacta a cada persona.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios