Edificios eficientes: ahorro garantizado

Edificios eficientes: ahorro garantizado 1


Lo de la eficiencia energética ya no es solo una opción, algo recomendable que luego solo asumen los consumidores concienciados. En toda Europa se están promoviendo políticas sostenibles desde el marco legislativo.

La Directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética da buena cuenta de ello. Es la norma europea que persigue objetivos de reducción del consumo energético, que apela a todos los sectores económicos e insta a todos los países de la Unión Europea.

Así pues, muchas administraciones públicas ya se han puesto manos a la obra, y el de la edificación es un capítulo importante.

Cómo conseguir edificios eficientes

1. Equipos de alta eficiencia

Lo que causa menor impacto ambiental supone también una factura eléctrica, por ejemplo, menos abultada. Los equipos de alta eficiencia, como sucede en los hogares con los electrodomésticos con etiqueta energética A+++, pueden ser más caro, pero esa inversión se recuperará con el tiempo, en forma de ahorro.

La iluminación LED, los sistemas inteligentes que propone la domótica o las calderas que aplican la última tecnología son algunas opciones. Conviene dejarse asesorar, pues el abanico es amplio.

2. La planificación de nuevas construcciones

El momento de la planificación es clave para lograr construir edificios eficientes al máximo. Es fundamental tener en cuenta el clima del lugar, pensar en las posibilidades de aislamiento o instalar fuentes de energía limpia para abastecer el edificio, como los paneles solares.

3. Diagnóstico exhaustivo en edificios antiguos

Está claro que una nueva construcción presentará más opciones de eficiencia energética, pero en aquellos que solo necesiten rehabilitación también se ha de actuar bien. Hay que poner el foco, sobre todo, en los principales factores de consumo de energía, como la iluminación o la climatización, y realizar los cambios oportunos dentro de las posibilidades.

Los mismos trabajos de albañilería se habrán de acometer a conciencia: reparar las grietas en las paredes, consolidar suelos y muros, rellenar cavidades… Todo contribuirá a un mayor aprovechamiento de la energía, y por tanto al menor gasto.

4. Atención a la gestión

No todo acaba con la construcción o la rehabilitación, ni al proveerse del equipamiento necesario. La buena gestión también es fundamental, y lo recomendable es contar con voces especializadas que vayan asesorando.

Hay compañías dedicadas a la ingeniería y servicios de eficiencia energética que pueden resultar útiles. Ayudan a la optimización de recursos, a la gestión de contratación de energía y facturación o a conocer las posibilidades en financiación, estando al día de las subvenciones públicas.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios