Guía fácil para iluminar tu hogar de forma eficiente

Guía fácil para iluminar tu hogar de forma eficiente 1


La importancia de iluminar tu hogar a menudo se infravalora. Una mala iluminación puede producir jaquecas, ojos cansados y fatiga general. Para evitar estos síntomas y disfrutar de una iluminación que cumpla tus expectativas sigue estos consejos:

1. Luz en estratos

La luz debe estar dividida en estratos. Para ello puedes utilizar lámparas de diferentes alturas como lámparas de suelo, de mesa, de pared o de techo. Además, puedes combinar la luz general con la luz de foco para acentuar aquellos puntos donde una buena iluminación sea más necesaria. Ten a tu disposición una luz de acento en lugares donde trabajes, cortes los alimentos, leas o realices alguna tarea que necesite concentración.

2. La temperatura de color crea determina la atmósfera

La luz, aunque no lo percibamos, es la encargada de hacer que una habitación sea a nuestra percepción acogedora o, por el contrario, fría. Según la finalidad de la habitación ésta precisará una temperatura de color u otra.

Por ejemplo, en el recibidor de nuestro hogar será muy importante tener una luz muy cálida (2700 Kelvin) con una intensidad suave para crear un ambiente agradable que invite a entrar. Del mismo modo sucede en los dormitorios para crear un ambiente intimo.

En el comedor y el salón una luz cálida pero un poco más neutra (3000 grados Kelvin) sería lo ideal. Esta temperatura de color se puede mantener en zonas de tránsito como corredores o escaleras.

Con una luz más fría de 4000 Kelvin se iluminará el cuarto de baño. Este tipo de luz es muy natural y resulta muy conveniente para realizar las tareas diarias de maquillaje o afeitado. Además, otra estancia donde esta temperatura de color resulta muy cómoda es la cocina.

3. La intensidad de luz

Del mismo modo que la temperatura de color, la intensidad de luz que una habitación precisa varía según la función de la habitación. La intensidad lumínica que produce una fuente de luz viene determinada por los lúmenes. En lugares como el recibidor, el dormitorio y el pasillo se pueden usar luces con intensidad suave. Sin embargo, en cocinas y baños es muy importante tener una fuente de luz que produzca la luz suficiente para no forzar nuestra visión. Para estas estancias el uso de luminarias Downlights resultan ideales.

Guía fácil para iluminar tu hogar de forma eficiente 2

Para aquellos lugares donde se usan para una gran variedad de actividades cotidianas, como el salón, se recomiendan las luces regulables. Este tipo de luces permitirán regular la intensidad en todo momento para crear siempre la atmósfera perfecta en cada situación.

4. Escoge la tecnología adecuada

La elección de la adecuada tecnología viene determinada por la cantidad de horas que debe permanecer la luz encendida. En lugares como la cocina donde la luz permanece encendida durante largas horas se recomienda el uso de LED. Esta tecnología te permitirá ahorrar hasta un 50% más que usando los tubos fluorescentes.

¡Utiliza estos pequeños trucos y ten la iluminación de tu hogar bajo control!

Compartir en Google Plus

Acerca de Sandro Portillo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios