La energía eólica llega a los hogares

La energía eólica llega a los hogares 1

La energía solar, tanto térmica como fotovoltaica, no es la única fuente renovable de generación eléctrica en casa, la oficina o en edificios públicos, tanto en entornos rurales como urbanos.

La energía eólica, hasta ahora relacionada con grandes instalaciones compuestas por gigantescos generadores, instalados en lugares no urbanizados donde la fuerza del viento garantiza su viabilidad económica, es ya tomada en cuenta para aportar un caudal eléctrico regular a cualquier red eléctrica. Las turbinas eólicas domésticas han sido diseñadas para generar energía a partir de rachas de viento mucho más modestas que las necesarias para hacer viable una instalación eólica de grandes dimensiones.

Existen decenas de diseños distintos en el creciente mercado de los molinos de viento domésticos (“small wind”), aunque la mayoría de los modelos se asemejan a los grandes generadores eólicos propulsados por gigantescas aspas que fabrican compañías como la danesa Vestas o la española Gamesa.

Turbinas eólicas de hasta 100 kilovatios: Son considerados mini-molinos eólicos aquellos modelos con una capacidad de hasta 100 kilovatios. En 2008, el total de mini-molinos eléctricos instalados en el mundo tenían 38,7 megavatios de capacidad. Estas turbinas eólicas para el entorno doméstico pueden ser tan pequeñas como un generador de 50 vatios convencional, de los empleados en una pequeña barca o caravana.

Los molinos eólicos más pequeños emplean generadores de accionamiento directo e incorporan salia de corriente directa (DC), palas que adaptan su aerodinámica a la fuerza del viento y una veleta para orientarse hacia el viento.

Existen, asimismo, molinos eólicos domésticos con mayores dimensiones y turbinas más costosas, con trenes internos para optimizar la generación eléctrica, salida de corriente alterna (AC) y sensores que orientan activamente la posición del propio molino para aprovechar cualquier racha de viento.

Instalación y tipos: Se recomienda instalar la mayoría de los modelos de mini-turbina eólica en torres o azoteas que las eleven lo suficiente, al menos 9 metros (30 pies) más elevadas que cualquier otro elemento en 150 metros (500 pies) a la redonda.

Varios modelos comerciales pueden ser instalados en todo tipo de tejados, aunque el instalador debe tener en cuenta la solidez del enclave y la fuerza de las rachas de viento; de ahí que sea crucial asir el molino con fuerza a una superficie sólida y estable, que evite la generación de vibraciones regulares o sonidos molestos para una casa o comunidad de propietarios.

Si bien los mini-molinos diseñados para su instalación en tejados y azoteas apenas causan ruido o vibraciones, su capacidad de generación eléctrica es igualmente limitada. Crecen especialmente las ventas de las turbinas de más pequeña escala, diseñadas para un uso residencial; su diámetro varía entre los 2 metros (7 pies) y los 8 metros (25 pies) y pueden producir desde 900 vatios hasta 10.000 vatios, si reciben viento a la velocidad en que han sido testeadas.

Algunos modelos son especialmente livianos, con un peso de 16 kilogramos (35 libras) y mayor sensibilidad para aprovechar las brisas imperceptibles por molinos de mayor tamaño. Su montaje es igualmente sencillo, comparable más al de una antena televisiva que a un conjunto de paneles fotovoltaicos. Los modelos más livianos, diseñados para su empleo en entornos urbanos, emiten un ruido difícilmente perceptible unos metros por debajo de la instalación.

El frenado dinámico, asimismo, garantiza que la turbina continúe generando electricidad cuando las rachas de viento sean demasiado fuertes; el dispositivo que aporta resistencia para garantizar el frenado puede ser instalado en el interior del edificio para proporcionar calefacción.

Por ejemplo, la firma WindTronics, con sede en Michigan, ha desarrollado una turbina para su instalación en casas y pisos que puede operar a velocidades de 3,2 km/h (2 millas por hora). El mini-molino eólico tendrá un precio de 4.500 dólares, pesa 43 kilos y tiene un diámetro de 1,8 metros; puede ser instalado en cualquier tejado o azotea, o asido a una chimenea, y no requiere el uso de operarios profesionales.

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Viletti

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios