Como cuidar los elementos de cocina: trucos y claves para alargar su vida util

Trucos baratos para mantener limpia la cocina

Desde un huevo estrellado hasta el pescado pegado generan manchas, malos olores. Para facilitar su limpieza, así se laven a mano o en maquinas automáticas, hay que saber cómo despegar la grasa, eliminar malos olores y los restos de la comida pegada.

En el caso de lavar a mano, es recomendable que utilicemos guantes de látex, con lo que evitaremos que nuestras manos se maltraten y se debiliten las uñas. Agua caliente y nuestro mejor aliado.

Trucos a tener en cuenta:

  • El desengrasante funciona mejor a mayor temperatura y si tienen restos pegados porque tardaste en lavarlos, podemos llenar con agua hasta donde lleguen los restos pegados y poner unas gotas de detergente líquido, después ponemos al fuego y dejamos calentar hasta el primer hervor. Apagamos el fuego y dejemos que el detergente haga su magia hasta que la temperatura sea tolerable y podamos lavarlo tranquilamente.
  • Si cocinamos pescado, podemos agregar unas gotas de limón para eliminar los olores que deja.
  • Antes de comenzar a lavar, se recomienda separar los trastes: primero los vasos, porque lo líquido es más sencillo de quitar y no deja olores; después la vajilla y los cubiertos, para dejar al último los que tengan olores fuertes: huevo, pescado o frito, así como los que tengan grasa pegada. Si los dejamos remojar, es mucho mejor.
  • Cuando la grasa esté adherida de tiempo atrás, podemos cubrir la superficie con vinagre blanco. Usar un atomizador es buena idea para esta tarea. Dejemos reposar para posteriormente llenar la olla con agua y ponerla al fuego hasta el primer hervor. Apaguemos el fuego y cuando baje la temperatura, se debe agregar un puñado de sal y una vez que se enfríe por completo es momento de lavar el traste con detergente.
  • El bicarbonato de sodio también resulta muy útil para estos casos, podemos llenar la tarja con agua caliente, agregar 2 cucharadas grandes de bicarbonato y media taza de vinagre blanco para remojar las ollas, después de unos minutos se lavan como se acostumbra.
  • Cuando tenemos popotes que no sean desechables, se deben remojar en agua caliente con una tapita de cloro para eliminar los sedimentos y acabar con gérmenes y bacterias. Después hay que lavarlos normalmente y eliminar por completo cualquier resto de cloro
Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Viletti

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios