Hacer muesli en casa

Continuaremos con trucos para ahorrar en la cocina, concretamente veremos la manera de contar con alimentos sanos que podemos preparar en casa y así ahorrar un buen dinerillo, en especial como decimos siempre, si tienes hijos y necesitas ahorrar en la cesta de la compra para darles de comer saludable sin gastar una fortuna. Haremos muesli casero, un delicioso ingrediente que si te acostumbras a comer al menos una vez al día, sumará muchísimo a tu salud y evitarás además desayunar con otros productos más nocivos como galletas o bollería industrial.

Por eso aprenderemos a hacer nuestro propio muesli o mezcla de cereales y frutos secos, ideales para el desayuno mezclados con un poco de leche o yogur, que te darán energía y nutrientes en cualquier momento del día.

Las ventajas de hacer el muesli en casa son muchas. Por un lado ayudas a tu bolsillo, pues verás que gastas mucho menos comprando los ingredientes y preparando una buena cantidad para almacenar. Por el otro, también comerás más sano, pues evitarás los conservantes y otros agregados nada saludables del muesli comprado en el supermercado, como jarabe de glucosa o almidones.

Finalmente, podrás adaptarlo a tu gusto personal. Si determinado cereal no te sienta bien, si tú o algún miembro de la familia es celíaco, si no te gustan las pasas – o las nueces, o las almendras – si tienes alergia al chocolate, en fin podrás comprar todos los ingredientes de tu agrado y hacerlo como más te guste.

Realizarlo es bien fácil, mide volúmenes iguales – por ejemplo, un vaso pequeño – de cada uno de los ingredientes que quieras mezclar, por ejemplo: salvado de trigo, copos de cebada, copos de centeno, copos de espelta, copos de avena, nueces, almendras, pasas de uva, pipas de girasol, aunque puedes variar las cantidades, y agregar más de algún ingrediente, sugerimos más copos de avena.

Mezcla aparte dos medidas de jarabe de arce o miel y aceite de girasol, luego mezcla todo muy bien, y distribuye en una bandeja para horno cubierta con papel de hornear, vas a darle un tostado ligero en el horno, coloca unos diez minutos a 100º. Remueve un poco a mitad de tiempo. En realidad, el tostado varía de acuerdo a tu gusto, puedes ir probando hasta que quede bien.

Si vas a agregarle trocitos de chocolate, hazlo luego del horno para que no se derrita, lo mismo si quieres agregar pasas o trocitos de fruta seca o confitada.

Este muesli se puede conservar en un frasco bien cerrado por un buen tiempo, aunque claro que hay que tener en cuenta que no tiene conservantes.

Vía: Part Time Cook

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios