Mitos de ahorro en el hogar

Mitos de ahorro en el hogar

Mitos de ahorro en el hogar

A la hora de cuidar el presupuesto familiar, son muchos los consejos que circulan para ayudar a ahorrar electricidad y otros insumos. Sin embargo, muchos hechos se dan como verdades indiscutibles cuando en realidad, en muchos casos no son ciertos, son los mitos del ahorro que vamos a derribar.

El congelador vacío consume menos

Esto no es verdad: tener más vacío el congelador, no hará que consuma menos energía. De hecho, funciona mejor cuanto más se cubre su capacidad, incluso se aconseja llenar el espacio libre del congelador con envases desechables llenos de agua.

La comida que sobra puede congelarse en raciones individuales, con una etiqueta que indique la fecha de elaboración.

Fregar a mano gasta menos agua que el lavavajillas

Esto es falso, ya que al lavar a mano es necesario emplear agua caliente para poder eliminar la grasa de la vajilla que es más cara que el coste de la electricidad que requiere el funcionamiento de este electrodoméstico.

Se suele creer que encender la calefacción cada vez que se tiene frío en casa consume más energía que si se mantiene siempre encendida con una temperatura constante y moderada. Esto no es cierto: aunque se tenga un termostato para controlar la temperatura, es mucho el calor que se pierde a través de las paredes, puertas y ventanas.

Se sugiere entonces encender la calefacción cada vez que sea necesaria y ponerla a una temperatura prudente.

Tampoco es cierto que dejar las luces fluorescentes encendidas sea conveniente. Es preferible encender los fluorescentes cada vez que se necesita iluminar el sitio donde se está.

No es que no sea cierto que para encender un fluorescente es necesaria un gran cantidad de energía en el momento, pero sólo resulta un gasto mayor si el encendido y apagado se realiza en menos de un segundo.

Atención con las ofertas del supermercado, que se cree que permiten ahorrar en tu cesta de la compra. Si bien la planificación de los menús semanales y la compra semanal ayudan a ahorrar, abastecerse para períodos prolongados no es recomendable. De esta forma no se pueden controlar las fechas de caducidad de los productos, por lo que es imposible consumir aquellos que tienen una vida es más corta. Llevar el listado de la compra te permite no comprar artículos en promoción que no necesitas. Arrojar a la basura comida, es tirar dinero.

Vía: Kelisto

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios