Tres consejos para ayudarte en la compra de un piso

Tres consejos para ayudarte en la compra de un piso 1


En la reactivación del mercado inmobiliario, un gran número de futuros compradores ha despertado. Atraídos por la subida del precio del suelo y, sobre todo, por la proliferación de las operaciones de compraventa, han protagonizado el inaudito período de 21 meses de crecimiento hipotecario consecutivo (contado hasta el pasado febrero). Según datos del INE, hace menos de tres meses se contaban un total de 24.885 hipotecas firmadas, un 15,9 % más que en febrero de 2015. Las inmobiliarias bancarias protagonizan buena parte de los acuerdos hipotecarios, con préstamos más competitivos y atención personalizada. Aún así, las dudas que enfrenta el futuro comprador son siempre abundantes. A continuación, ofrecemos tres consejos para superar estas inseguridades y miedos, y así localizar la vivienda que más se adapta a nuestros intereses.

  1. Estar atento a las campañas promocionales

Aunque pensemos que los precios van a ser homogéneos, el inmobiliario es un mercado no exento de sorpresas. De esta manera, es conveniente estar atentos a posibles campañas y ofertas. Consultar con frecuencia portales inmobiliarios es una buena forma de mantenernos al tanto.

En este sentido, la inmobiliaria bancaria Haya lanzó recientemente en su portal la comercialización de inmuebles de Bankia, con descuentos de hasta el 40%, repartidos por todo el territorio nacional. Aunque se trata de una oferta por tiempo limitidp, es sólo un ejemplo de las promociones inmobiliarias que podemos encontrar a día de hoy por internet.

  1. Estudiar las características de la vivienda de acuerdo a nuestras prioridades

A pesar de que sobre gustos y necesidades personales hay poco escrito, existen una serie de datos que todos los futuros compradores suelen tener muy en cuenta: la proximidad de servicios básicos, de amigos y familiares, la viabilidad de los planes urbanísticos, etc… Aspectos que en un futuro no muy lejano influirán en nuestro nivel de gastos y en nuestro bienestar diario. Por otro lado, conviene conceder importancia a una serie de cuestiones de la propia vivienda: la superficie, el espacio y distribución, la orientación, las calidades de los acabados, los suministros energéticos, o la correcta instalación de puertas y ventanas Conciliar de la mejor manera posible los factores personales y los inmobiliarios será sinónimo de satisfacción cuando habitemos nuestro nuevo hogar.

  1. Preguntar sobre la situación legal y las ventajas de las que disfruta la vivienda

Por ejemplo, que estemos ante una Vivienda de Protección Oficial nos reporta ventajas en la financiación, pero también se acompaña de una normativa que limita el tamaño, el precio máximo de venta y los derechos de tanteo y retracto. Además de tener esto en cuenta, hay que verificar la situación legal de la vivienda (las posibles deudas del particular y de la comunidad) y conocer las gestiones oportunas y la documentación necesaria.

Compartir en Google Plus

Acerca de admin

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios