Como lograr un cuchillo artesanal de máxima calidad y diseño

Como lograr un cuchillo artesanal de máxima calidad y diseño 1

En la actualidad hay un creciente interés por los trabajos artesanales, por recuperar técnicas de fabricación arcaicas que quedaron en el olvido, uno de ellos es el interés por hacer cuchillos. Con el avance del progreso los trabajos de forja fueron relegados a escenas que se fueron perdiendo en el tiempo, siendo reemplazados por las grandes fundiciones industriales.

Para comenzar a hacer cuchillos, es recomendable comenzar por el fantástico y noble material que es el acero; en el mercado es posible conseguir placas de acero de distintas dimensiones y de distintos grosores, son ideales para trabajarlas.

Si se trata de comenzar a incursionar en el mundo de la fabricación de cuchillos en su propio taller, cualquier trozo de acero puede servir. Una buena idea es reciclar restos de hojas de sierra de los aserraderos ya que se trata de acero de alto carbono y permite una mejor resultado, también es posible conseguir buen material en los depósitos de chatarra, aquí también se encuentran hojas de acero superior y son perfectas para cuchillería.

La hoja ideal para un cuchillo debe ser dura, para asegurarse de que no se abolle ni se raye y además sea lo suficientemente fuerte como para no doblarse ni romperse, que soporte el desgaste que implica el mantener un buen filo. Si la cuchilla es demasiado dura u opone demasiada resistencia, será difícil de afilar; la hoja ideal debería ser de acero inoxidable, de esta manera no se oscurecerá ni se oxidará.

Antes de hacer cuchillos se debe elegir el estilo de la hoja, hay una gran variedad de formas y tamaños disponibles, una vez tomada la decisión sobre el estilo que se prefiera, se debe trazar un esquema a gran escala, dibujado sobre un cartón o una cartulina.

Luego se debe cortar esta maqueta y sostenerla como si fuera un cuchillo, para ver como se siente. Se recomienda probar con el esquema por uno o dos días para ver si es cómodo su uso. De no ser así, habría que rediseñar la hoja tantas veces como sea necesario hasta dar con el modelo adecuado, entonces ha llegado el momento de hacer cuchillos, usando la plantilla para trazar el contorno sobre el pedazo de acero.

Para hacer cuchillos que cumplan con el destino que nos interesa, se debe elegir un buen tipo de hoja, que tenga alta calidad ya que debe satisfacer nuestras expectativas, es fundamental saber lo que se quiere hacer con el cuchillo.

Tipos de acero: Una vez tomada esta decisión, se puede elegir el tipo de acero más adecuado entre las siguientes opciones: acero inoxidable, acero al carbono y acero de Damasco. Existen ciertas variedades de acero inoxidable que superan la calidad del acero al carbono, dependiendo de la tarea que se le atribuya al cuchillo, para hacer cuchillos que no se oxiden y mantengan su aspecto como nuevo el acero inoxidable es el material ideal, ya que se conserva y se mantiene en perfecto estado, el filo no se pierde.

El acero al carbono es el material perfecto para hacer cuchillos de manera artesanal, está considerado como el mejor material para estos efectos ya que se puede forjar con cierta facilidad, siendo los indicados para hacer cuchillos de caza.

El tercer tipo de acero es el acero de Damasco, material originado en Siria, es el tipo de acero que se ha usado para fabricar espadas, se destaca en este material su alta resistencia y gran flexibilidad.

Existen dos tipos básicos de mangos de cuchillos, uno es guarda plana en el que dos trozos de madera u otro material se usa para contener en su interior la espiga de la hoja metálica como formando un sándwich y los de una sola pieza que como su nombre lo indica, hace uso de una sola pieza de material para rodear el cuello.

Para hacer cuchillos, se cortan las hojas de acero con un soplete o con una sierra de cinta, siguiendo la forma y el tamaño adecuado. Un fuego tipo antorcha puede hacer bien este trabajo y podría se más fácil intentando con una sierra de cinta que con más facilidad puede cortar el acero duro. Al usar el sistema de fuego tipo antorcha es muy probable que sea más rápido que usando sierra de cinta.

El paso que sigue a todo el corte y el montaje en el mango es el de cómo afilar un cuchillo nuevo, el siguiente proceso es realmente bueno, aunque requiere de cierta disciplina y debe realizarse con cierta frecuencia, un afilador de cocina de acero será lo mejor.

Para afilar un cuchillo nuevo hay un método sencillo de tres pasos, otra pieza de acero podría se utilizada para afilar correctamente un cuchillo. El paso uno es anclar el afilador en una superficie firme y apoyar la hoja de acero, el paso dos es apoyar el cuchillo en el afilador en un ángulo de 20 a 30 grados de esa manera se asegura el afilado correcto. El último paso es arrastrar el cuchillo a lo largo de toda su extensión.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Marcelo Viletti

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios