Consejos para tratar de forma sencilla los dolores de garganta

Consejos para tratar de forma sencilla los dolores de garganta 1

Con la llegada del otoño y de los primeros días fríos, muchas personas experimentan molestias, ardor o picor en la garganta. En estas ocasiones, lo habitual para muchos es tomar algún antiinflamatorio, muchas personas incluso optan por automedicarse con fármacos que deben ser prescriptos. Pero para ahorrar en medicamentos y al mismo tiempo evitar los riesgos y efectos secundarios de tomarlos por cuenta propia, es interesante conocer que existen algunas alternativas naturales.

En efecto, la irritación de la garganta puede calmarse de manera natural con elementos inocuos y de forma simple, evitando la compra de medicamentos y ayudando a aliviar el dolor, sin poner en riesgo nuestra salud de forma más seria al consumir fármacos, que aún siendo de venta libre, pueden en ocasiones causar problemas estomacales e intestinales, entre otros efectos secundarios que incluyen la posibilidad de intoxicación.

Por esto, aprendamos a aliviar nuestra garganta de forma casera y natural.

Infusiones

Las hierbas son la medicina de la naturaleza, en ocasiones con potentes efectos terapéuticos. Procura no beber las infusiones demasiado calientes para no causar más irritación, y aprovecha las propiedades de la salvia, la malva o el regaliz. Ten en cuenta que el regaliz debe usarse con cuidado si se están tomando medicamentos como diuréticos, corticoides o laxantes.

Miel

El remedio natural para la garganta por excelencia, suaviza la garganta irritada y además tiene propiedades antibacterianas que combaten cualquier incipiente infección antes de que se agrave. El própolis – derivado de la miel – es muy bueno para combatir las bacterias, los virus y los hongos y tiene propiedades antiinflamatorias, e incluso respaldan su uso beneficioso después de cirugías de la boca.

Caramelos

Los caramelos de miel o limón tiene bajo coste, son inocuos y ayudan a suavizar la garganta, primordialmente porque estimulan producción de saliva que ayuda a lubricar la garganta y contribuyen a eliminar microorganismos, las personas diabéticas o que no desean consumir azúcar, pueden comprar las versiones sin ella.

Agua con sal

Hacer unas gárgaras con agua salada es un viejo remedio para la garganta irritada, pues esta solución elimina bacterias, sin hacer daño y de forma barata. Disuelve una cucharadita de sal en 240 ml de agua templada y haz gárgaras varias veces al día.

Buenos hábitos

Para evitar el dolor de garganta, abrígate con una bufanda los días fríos, no fuerces la voz, evita el tabaco y los ambientes con humo, también los ambientes excesivamente calefaccionados – es conveniente utilizar un humidificador. Algunos productos de limpieza pueden resultar irritantes, así que evítalos también.

Vía: OCU

Compartir en Google Plus

Acerca de Natalia Vidoz

Blogger en BitaBlog desde el año 2008
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios